Entrevista inédita al General Elías Wessin sobre la Guerra de Abril

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram
Entrevista inédita al General Elías Wessin sobre la Guerra de Abril

Santo Domingo, DR.

El General Elías Wessin y Wessin fue entrevistado por un medio de comunicación digital en Miami, Florida, en 1995, 30 años después del estallido de la Guerra el 24 de abril de 1965, en la que destacó su participación en la revuelta e indicó, como motivo importante de la movilización, a Juan Bosch.

"Juan Bosch chocó con todo el poder en ese momento", dijo Wessin y Wessin, quien comandaba el Centro de Adiestramiento de las Fuerzas Armadas (CEFA), y al dar su versión de los hechos, dijo que su campamento "enfrentó a un grupo de desertores y Civiles marxistas que se autodenominaban constitucionalistas.

1) General, ¿cuál fue su participación en los hechos de abril de 1965?

Asumí lo que entendí era mi responsabilidad como militar dominicano. La República, la democracia y la libertad son conceptos amplios definidos por la propia Constitución de 1963, y el gobierno de Bosch la violó antes del Golpe de Estado, favoreciendo un régimen que nos iba a conducir a una dictadura al estilo cubano. Desgraciadamente, la clase política conservadora de la época no supo cómo hacer la transición tras la deposición del gobierno de Bosch.

Llegamos al 24 de abril de 1965 y mi campamento de 1.000 soldados, el Centro de Adiestramiento de las Fuerzas Armadas (CEFA), se enfrentó a un grupo de marxistas desertores y civiles que se autodenominaban constitucionalistas.

2) ¿Se podrían haber evitado los hechos de abril de 1965?

Bosch podría haberse consagrado como presidente si tan solo hubiera ordenado el desmantelamiento de las 42 escuelas de adoctrinamiento marxista-leninista que funcionaban en diferentes gobiernos y colegios públicos del país. De igual forma habría tomado acciones concretas contra los campamentos de entrenamiento guerrilleros que operaban en cañaverales y campos aislados. Recibió los informes de inteligencia con gran detalle.

3) ¿Cómo juzga la participación de ambas partes en estos eventos?

La infiltración llegó a extremos graves y algunos grupos de soldados fueron estafados, unos ingenuamente, otros motivados por la revolución cubana y la influencia de La Habana. Caamaño ni siquiera estuvo involucrado en eso al principio, Montes Arache tuvo que ir a sacarlo de una embajada donde se había refugiado, en cambio Fernández Domínguez actuó de buena fe, aunque desde nuestra perspectiva se equivocó.

No había un comando organizado del lado rebelde, por lo que muchos se dieron a la tarea de saquear, violar y matar. Desde nuestro punto de vista, fue una lucha armada por la libertad y la democracia la que vivimos hoy frente a un régimen socialista al que aspiraban los grupos radicalizados que rodeaban a Bosch.

4) ¿Acepta la denominación de constitucionalistas para los que lucharon del otro lado?

La izquierda radical se apoderó de un nombre que no pinta nada bien. Lo que menos respeta un marxista, y si es leninista menos, es una Constitución democrática. Luchan por “dictaduras con apoyo popular”, pero van más allá de la mentira para ocultar sus verdaderas intenciones. Reconozco que se nos opusieron hombres y mujeres, lo mínimo, que creían de verdad en el libre juego de las ideas, pero nadie podía asegurar que iban a ser los vencedores, como no lo fue Huber Matos, ni lo fue Gutiérrez Menoyo en Cuba. .

5) Después de 30 años, ¿cree que es necesaria una reconciliación entre las partes participantes?

Políticamente, la reconciliación se dio en 1974 cuando yo era candidato a vicepresidente por el Acuerdo de Santiago. José Francisco Peña Gómez fue un hombre noble y avanzó hacia la socialdemocracia, supo motorizar esa reconciliación y eso es lo que cuenta. Hay sectores minoritarios de la izquierda trasnochada, con excepción de algunos dirigentes del MPD, que siguen con sus insultos y falacias allá por 1965, con ellos, que tampoco creen en Dios, es muy difícil, por no decir imposible.

6) General, ¿hubo muertos en ambos bandos, valió la pena tantos muertos?

Nadie quiere que haya muertes, pero en una guerra son inevitables. Desde un principio dijimos en Radio San Isidro que nadie se acercara a los objetivos militares que se habían fijado en el reducido teatro de operaciones. A eso se le llama tirar por la borda un principio militar que es “el factor sorpresa”, sin embargo, lo hicimos para evitar la pérdida de vidas inocentes incluso arriesgando la vida de nuestros soldados. Me gustaría que alguien me dijera si eso no habla bien de nuestras motivaciones.

Quiero aprovechar para esclarecer una falacia histórica que una mente racional colocará inmediatamente en su justa dimensión: sólo murieron 13 soldados del CEFA, dígame, ¿o nuestras tropas eran superhombres o se han exagerado las cifras y las supuestas batallas de 1965? Del lado de San Isidro no había pelotones de fusilamiento, los cadetes que fueron detenidos, bien pudimos haberlos declarado desertores y fusilados, sin embargo, se los entregamos a sus madres el día de las madres, sabiendo que podían regresar al otro lado. y lucha contra nosotros de nuevo.

7) ¿Cuáles fueron las verdaderas causas de la Guerra de Abril?

En el transcurso de la entrevista se pueden extraer algunas causas. Voy a mencionar uno importante. Juan Bosch chocó con todos los poderes fácticos de la época. Abrió todos los frentes posibles: empresarios, Estados Unidos, la Iglesia Católica, las Fuerzas Armadas, los sindicatos abolidos, la intelectualidad, el campesinado, etc. Todos estos sectores participaron de una u otra forma en el golpe. Los políticos que llegan al poder deben aprender a legitimarse con acciones concretas dentro del sistema democrático. Eso le faltaba a Bosch.

8) ¿Es posible que se repita un hecho como ese que divide a la sociedad dominicana?

No son las mismas condiciones. Antes había dos polos de poder político, EEUU y la URSS, después de la Segunda Guerra Mundial. Lo paradójico es que hoy hay más división, solo que es de diferente índole política y económica, lo que hay que evitar es que se siga profundizando.

La Guerra Fría dio origen a ese tipo de conflicto aquí y en otras partes del mundo. Hoy el mundo político es diferente y no tenemos las mismas amenazas.

La guerra que hoy se libra en el país no mata con balas, sino con la lengua; es decir, con la diatriba. Además, siguen dando tumbos para enfrentar la pobreza, que es el enemigo común, que afecta a la mayoría.

9) ¿Era necesaria la intervención de Estados Unidos en el conflicto?

CEFA tenía el control de las hostilidades, no realizamos una ofensiva profunda e intensa, atacamos, con previo aviso y esporádicamente, objetivos militares. Contuvimos el ataque de la artillería pesada, que permaneció con su lona durante toda la revuelta. Ve a ver si las casas y edificios de Ciudad Nueva y Zona Colonial sufrieron un poco de destrucción. Si los estadounidenses no intervinieran, habríamos ganado, pero a un costo muy alto en vidas humanas.

Otra mentira que quiero aclarar es decir que aquí desembarcaron 40.000 marinos, cuando no pasaban de 12.000. Las tropas que ingresaron a Santo Domingo el 28 de abril dieron un ultimátum: "No queremos a San Isidro en el lado este del puente Duarte y tampoco queremos a los constitucionalistas en el lado oeste del mismo puente".

El CEFA se retiró hacia las inmediaciones de Darío Contreras y Ensanche Ozama. Fue entonces cuando los rebeldes pusieron un 'catarey' (patana) en medio del Puente, e inventaron la "famosa Batalla del Puente Duarte". Una batalla imaginaria, hija de la falaz propaganda. Tampoco se puede decir "científicamente" que aquí hubo una revolución, aquí hubo una sedición armada que se dio a 15 cuadras de la capital, el país estaba tenso en calma, unos alentaron al CEFA y otros a los llamados constitucionalistas, el pueblo hizo No estuvo de un lado, como la izquierda ha querido vender con argumentos y descripciones de hechos, claramente sesgada por sus prejuicios políticos y odio ideológico.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas ninguna noticia importante. Suscríbete a nuestro boletín.