¿Qué se puede hacer con el superordenador MareNostrum 5?

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram

España cuenta desde este jueves con uno de las supercomputadoras más potentes del mundo. El MareNostrum 5 es un ambicioso proyecto desarrollado por el Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS) que las autoridades han coincidido en describir como un "gran salto" para la ciencia.

Un superordenador es aquel capaz de realizar cálculos mucho más complejos que los dispositivos comunes. La capacidad máxima del MareNostrum 5 es de hasta 314.000 billones de operaciones por segundo, una potencia y velocidad que le permite resolver en una hora lo que a un ordenador portátil le llevaría 46 años.

Esa alta capacidad tecnológica será crucial para acelerar múltiples campos de la investigación científica y, según explican los expertos del BSC, para permitir "nuevos avances que ayudarán a resolver desafíos globales". Estos son sus principales objetivos.

Anticiparse al cambio climático

El aumento de la potencia de cálculo llevará al MareNostrum 5 a crear gemelos digitales cada vez más complejos. Se trata de réplicas virtuales generadas por ordenador para realizar simulaciones sobre escenarios hipotéticos y estudiar sus posibles efectos antes de que ocurran.

Actualmente, el BSC lidera un equipo internacional de investigadores que está desarrollando el primer gemelo digital de la Tierra. El llamado proyecto Destination Earth permitirá anticiparse a los muchos interrogantes que abre el cambio climático, como qué impacto tendrá la sequía en los cultivos o el aumento de los niveles del mar en las ciudades costeras.

Estos modelos de predicción climática no son nuevos, pero la tecnología puntera del MareNostrum 5 abre la puerta a una mayor precisión de sus diagnósticos, que serán cada vez más detallados y ajustados a las características de todas las regiones del mundo. "Nos permitirá afinar a un nivel hasta ahora inédito", explicó a EL PERIÓDICO el investigador científico Francisco Doblas Reyes, miembro del BSC.

Tener ese conocimiento puede servir a las autoridades para adelantarse y adoptar medidas preventivas de mitigación para combatir la crisis climática. Es por esto que esta iniciativa de la Unión Europea (UE) cuenta con un presupuesto inicial de 150 millones de euros.

56613465 b715 4bae 9c1d 24a58d728753 1 1 aspect

Uno de los grandes retos del BSC es desarrollar un gemelo digital a imagen y semejanza del cuerpo humano, con todas sus particularidades. Esa réplica digital podría servir a los científicos para ampliar el conocimiento sobre nuestra biología y genética, dando respuestas a preguntas que siguen siendo un misterio. El centro de supercomputación catalán lleva tiempo investigando cómo los genes hacen que cada persona sea única.

Los expertos confían en que tener más datos sobre el complejo funcionamiento de la vida también les permitirá testear el impacto de nuevos fármacos para acelerar el desarrollo de soluciones a enfermedades como el cáncer, el parkinson o el alzheimer. El uso de la supercomputación para la investigación genética también abrirá la puerta a mejores diagnósticos médicos, a nuevas estrategias de prevención y a terapias personalizadas.

El uso de réplicas digitales también permitirá simular casos de propagación de virus para anticiparse a otra hipotética pandemia similar a la crisis sanitaria del covid-19.

5b5c14a4 44ea 4e11 8d9f 1f29a6402c7c 1 1 aspect ratio default 0

Por último, aunque no menor, el MareNostrum 5 tiene como misión impulsar el avance de la inteligencia artificial (IA). Su ampliada capacidad para almacenar y procesar grandes volúmenes de datos, "infinitamente más grandes que los actuales", permitirá entrenar modelos de lenguaje mucho más complejos que el que ahora impulsan aplicaciones de la llamada IA generativa como el conocido ChatGPT.

3e4b0c75 95f2 45a1 b4d6 bcd39af7417d 1 1 aspect ratio default 0

El MareNostrum 5 tendrá muchas otras aplicaciones de alto valor añadido. Así, será crucial para el desarrollo de semiconductores europeos, una prioridad estratégica de Bruselas para garantizar su independencia tecnológica de grandes potencias como Estados Unidos o China. El superordenador también permitirá optimizar el diseño de aviones para que sean más seguros y sostenibles, así como avanzar en la generación de nuevas formas de energía como la fusión nuclear.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No te pierdas ninguna noticia importante. Suscríbete a nuestro boletín.