La Comisión Europea veta el uso de TikTok a sus trabajadores

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram

La Comisión Europea (CE) ha pedido a sus empleados que eliminen la plataforma china de vídeos TikTok de sus teléfonos móviles corporativos y de los personales en los que utilizan aplicaciones de trabajo por temor a que pueda violarse la protección de sus datos.

"Para proteger los datos de la Comisión y aumentar su ciberseguridad, el Consejo de Administración de la CE ha decidido suspender la aplicación TikTok en los dispositivos corporativos y personales inscritos en los servicios de dispositivos móviles de la Comisión", ha informado este jueves el servicio informático europeo en un correo electrónico al que ha tenido acceso el portal EURACTIV. La institución ejecutiva europea ha dado hasta el 15 de marzo como fecha límite para la desinstalación de TikTok.

Unos 125 millones de personas de la Unión Europea (UE) acceden cada mes a TikTok. La plataforma, propiedad del gigante chino ByteDance, se ha convertido en un fenómeno global en los últimos años, popularizando los vídeos en vertical y convirtiéndose en un tiempo récord en la sexta aplicación digital más consumida del mundo. Sin embargo, ese éxito ha ido de la mano con las sospechas de que China podría usar TikTok como una ventana de espionaje a sus rivales. Esa alegación ha llevado a países como Estados Unidos o Taiwán a prohibir su uso en los dispositivos electrónicos de los funcionarios, un camino que los países europeos aún no han seguido.

Acceso a los datos europeos

El comisario europeo de Industria, Thierry Breton, ha citado esa preocupación para justificar la medida. Y es que el pasado noviembre, TikTok admitió que sus empleados en China y en otros nueve países podían acceder a los datos personales de los usuarios europeos, algo que, según señalaron, se ajusta a la normativa de la UE y se hace para el mantenimiento y la mejora de la plataforma.

Aún así, las explicaciones de TikTok parecen no haber convencido del todo a las autoridades europeas, especialmente después que Forbes desvelara que empleados de la compañía habían usado la aplicación para espiar a sus periodistas.

"Estamos decepcionados con esta decisión, que creemos que está equivocada y se apoya en malentendidos fundamentales", ha señalado un portavoz de TikTok, que ha remarcado que la compañía está empeñada en "minimizar los flujos de datos de sus usuarios fuera de Europa".

Actualmente los datos de los usuarios europeos se almacenan en servidores ubicados en EEUU y Singapur. Para mitigar el temor a una violación de la privacidad y la presión regulatoria, TikTok anunció la semana pasada que abrirá un total de tres centros de datos —dos en Irlanda y un tercero en otra área del territorio europeo— "para almacenar los datos de los usuarios localmente, y reducir aún más el acceso de los empleados a esos datos".

El pasado 10 de enero, el consejero delegado de TikTok, Shou Zi Chew, se reunió con las autoridades europeas para tratar de lanzar un mensaje de calma que pareció cuajar. "No puede haber ninguna duda de que los datos de los usuarios en Europa están seguros y no están expuestos a un acceso ilegal por parte de las autoridades de terceros países", señaló entonces la Vicepresidenta de la Comisión Europea y Comisaria de Valores y Transparencia, Vera Jourová. La medida anunciada hoy confirma que TikTok aún no cuenta con la total confianza de Bruselas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias recientes

Selección del editor

No te pierdas ninguna noticia importante. Suscríbete a nuestro boletín.