Las consecuencias emocionales del derrumbe del muro desnivelado de la 27 de febrero

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram
Las consecuencias emocionales del derrumbe del muro desnivelado de la 27 de febrero

Águeda Solano.- El derrumbe de un muro en el paso elevado de la avenida 27 de febrero y Máximo Gómez marcó a familias dominicanos, haitianos y puertorriqueños, quienes hoy están unidos por la pérdida irreparable de sus seres queridos en una circunstancia que demuestra la falta de prevención.

La tarde del sábado 18 de noviembre, el cirujano urólogo dominicano Eduardo Cabrera Castillo regresaba del Aeropuerto Internacional Las Américas (AILA) junto a su mejor amigo, el comerciante dominicano radicado en Puerto Rico, Ramón Martínez, su esposa, Awilda Martínez, y su hija María. Nereyda Martínez y su esposo, Maykoll Orozco, cuando el muro de la cuesta de la avenida Máximo Gómez el 27 de febrero se derrumbó por las fuertes lluvias, quitándose la vida.

Ramón y Awilda vinieron a República Dominicana para celebrar su aniversario de bodas. El día de la tragedia, junto a su amigo acudieron a AILA a buscar a María y Maykoll, quienes planeaban averiguar el sexo de su bebé en este país.

Sus familiares contaron al programa N Investiga que cuando se enteraron de la muerte del matrimonio y del médico y decidieron comprar un vuelo a RD, y No fue hasta estar en tierra dominicana que recibieron la noticia de que la joven embarazada y su esposo también habían fallecido. Ellos dijeron, Su mundo se derrumbó.

Con la voz entrecortada, los seres queridos de la familia fallecida los describieron ante las cámaras de N Investiga como personas de fe, llenas de energía y saludables.

Tres hijos de Awilda y Ramón expresaron que No tienen intención de demandar al Estado dominicano por el trágico suceso, por comprender que nada les va a devolver a sus padres, hermana y cuñado.

Quizás le interese: ¿Podrían demandar al Estado los supervivientes del derrumbe del paso elevado?

Los Cerros de Baní, marcados por el derrumbe del muro

El derrumbe también trajo luto a Las Colinas de Baní; dos haitianos murieron, Felicidad Dorvilien y Nancy Josephquienes también fueron sorprendidos por el derrumbe del muro cuando regresaban con María Reyes y Wilson Santana (sobrevivientes) de AILA, donde habían dejado a un familiar.

Obviamente afectada, María Reyes habló con N Investiga; Contó cómo ella y Santana, su cuñado, lograron sobrevivir esa fatídica tarde.

Sentí cuando me golpeé algo en la cabeza. Cuando miré hacia el costado, la cabeza del compadre estaba pegada a la pared con el costado del auto… Tampoco vi la cabeza de Nancy. Acabo de ver a mi cuñado. Estaba luchando con la puerta de enfrente para poder salir”, dijo, afirmando que para ella poder salir con vida fue un milagro de Dios.

“Dije ven, ayúdame a salir, porque mi cuñado quería entrar. Y vi el otro trozo que estaba a punto de caerse de la pared. “La gente no tiene amor por nadie, ya no hay amor en el mundo”, con la cabeza gacha, Reyes expresó estas palabras, al tiempo que afirmó que las personas a su alrededor solo miraban y tomaban imágenes, sin extender la mano a ella y a su hermano. -consuegro. solidaridad para intentar salvar a su compadre y a su cuñada.

Reyes culpadosl Gobierno del derrumbe del muro en el paso elevado, que además de llevarse a dos familiares, le dejó secuelas emocionales y físicas.

Cuatro niños huérfanos y una mujer embarazada

Bonheur Dorvilien dejó huérfanos a cuatro niños y a su esposa embarazada, que pide que le entreguen la cartera de su maridoporque allí tenía documentos importantes.

“Dios sabe cómo voy a salir de esta situación, porque él perdió las monedas, sus papeles y los míos. Yo no haría nada de eso. "No conozco a la persona que tiene esa billetera". expresó Baby Love Dorvilien, esposa del fallecidoapelando a la solidaridad de quien haya encontrado las pertenencias de su pareja.

noviembre de 2022 y 2023; Un mes, dos tragedias y un mensaje.

A un año de aquel aguacero del 4 de noviembre de 2022, que dejó 9 personas muertas y 1.000 millones de pesos en daños materiales, según la Cámara Dominicana de Aseguradores y Reaseguradores, llega este disturbio, que a pesar de haber sido anunciado con antelación por las autoridades, provocó un total de 30 muertes que ponen de relieve una vez más las carencias del país; no sólo en el sistema de drenaje pluvial sino también la falta de mantenimiento y debilidades en la construcción de infraestructura vial como puentes, calles y pasos a desnivel.

Queda esperar los resultados de la comisión técnica nombrada por el Gobierno para evaluar, en un plazo de 6 meses, todas las infraestructuras y sus riesgos, para implementar las medidas correctivas y preventivas para que noviembre de 2024 no traiga consigo más humanos. pérdidas. y materiales.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias recientes

Selección del editor

No te pierdas ninguna noticia importante. Suscríbete a nuestro boletín.