El padre de Gioser era el objetivo de los sicarios, dice el Ministerio Público

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram
El padre de Gioser era el objetivo de los matadores, dice el Ministerio Público

El Ministerio Público afirmó este viernes que el padre de Gioser Luis Feliz, el niño de 9 años que perdió la vida tras ser baleado al llegar al país, era el verdadero objetivo de los imputados en la causa.

Los fiscales indicaron que en sus investigaciones revelaron que Sergio Luis Feliz, padre de Gioser, era a quien el grupo quería asesinar y robar.

“Este órgano de investigación, a través del Departamento de Violencia Física (Homicidios), inició las diligencias de investigación que expusieron la trama orquestada por los imputados para dar seguimiento a la llegada al país del padre de la menor, la también víctima Sergio Luis Feliz Mancebo , con el fin de perseguirlos y matarlos, y así despojarlo de sus pertenencias”, se lee en parte de un comunicado del Ministerio Público.

Asimismo, la fiscalía aseguró que tiene pruebas de cómo uno de los involucrados tenía información sobre la llegada de Feliz Mancebo al país, y cómo el día del hecho los imputados se dirigieron al Aeropuerto Internacional del Cibao a bordo de un automóvil Hyundai color blanco. de allí localizar a las víctimas y ejecutar el crimen.

Por el caso, el Ministerio Público solicitó este sábado 18 meses de prisión preventiva contra las seis personas imputadas por la muerte de Gioser.

Los imputados son seis, Derlin Javier Mercado Martínez, César Junior Ulloa Cuevas, José Manuel Almonte Santana “Buki”, Elian Martínez Sánchez “Odalis”, Luis Ángel Vargas Brito y Tomás Espinal Morel.

Giosier Feliz perdió la vida luego de llegar con su familia al país por el Aeropuerto Internacional del Cibao, y se dirigían a la comunidad de Villa Vásquez, Montecristi.

Allí la familia fue abordada por presuntos ladrones, quienes con un disparo cegaron la vida de la menor.

El niño fue trasladado en ambulancia al Hospital Infantil Regional Doctor Arturo Grullón de Santiago, donde le transfundieron dos pintas de sangre y lo intervinieron quirúrgicamente, pero dos horas después fue declarado muerto.

Todos los imputados fueron detenidos durante la semana, siendo el último Espinal Morel, identificado como amigo del padre de la menor fallecida y a quien se señala como autor material del presunto intento de agresión.

El grupo enfrenta cargos provisionales tipificados y sancionados en los artículos 265, 266, 2, 379, 382, ​​386-2, 295 y 304 del Código Penal dominicano, que contemplan sanciones contra la asociación de delincuentes, homicidio y robo agravado, la último en grado de intento

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias recientes

Selección del editor

No te pierdas ninguna noticia importante. Suscríbete a nuestro boletín.