Un Londres caótico ultima los preparativos de la coronación de Carlos III

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram
Un Londres caótico ultima los preparativos de la coronación de Carlos III

Los operarios trabajan intensamente este miércoles para colocar alfombras en el césped exterior del Abadía de Westminster y en dar la última mano de pintura a los faroles de la entrada. Mientras tanto, cientos de policías localizan kilómetros de cercas de metal por el recorrido que realizarán este sábado Carlos y Camila en sus procesiones desde Buckingham a la abadía y de regreso al palacio. El tráfico es una locura: elegir el autobús antes que el metro es una mala idea. mareas de turistas abarrotan las calles y los monumentos más destacados. Londres vive estos días previos a la coronación inmersa en un caos monumental.

Se espera que el evento histórico atraiga aproximadamente el mismo número de visitantes que viajó a la ciudad para asistir a las celebraciones del Jubileo de platino de la reina Isabel II el año pasado: sobre 2,6 millones. “Eventos como este realmente impulsan la recuperación, ¿no es así? Y vuelven a poner a Gran Bretaña en el escenario mundial”, dijo hace unos días a los medios Patricia Yates, directora ejecutiva de la junta de turismo británica. VisitBritain.

Sin embargo, muchos londinenses aprovecharán el hecho de que el lunes ha sido declarado fiesta nacional para escapar de las multitudes. “Me voy de Londres para escapar de la coronación”, explica a EL PERIÓDICO un profesor de la London School of Economics.

Frente al Palacio de Buckingham, que anoche vivió un incidente cuando un hombre arrojó al suelo lo que sospechaba que eran cartuchos de fusil, es prácticamente imposible dar un paso. El espacio para el paseo se ha reducido considerablemente, ya que en un lateral se han colocado unas gradas desde las que los invitados ilustres podrán seguir los actos del sábado. Y en el otro extremo, las televisiones cuentan con carpas instaladas para realizar sus transmisiones en vivo. Neil y Dorothy, una pareja en sus septuagenarios que han sido invitados al primer Fiesta de jardin de temporada, tradición que se remonta a la reina Victoria y en la que se reconoce el servicio público de las personas que han aportado valor a su comunidad. Dorothy es concejala de Northamptonshire.

carpas en el centro comercial

En el Mall, la avenida que une Buckingham con Trafalgar Square, la más incondicional ya están reservando un buen lugar en la primera fila para seguir los actos del sábado. Judy, de 60 años, es alemana pero vive en Londres desde hace 23 años. Ha atado una silla con una brida a una de las cercas de tela metálica y ha colocado una bandera Union Jack. Para marcar territorio. Por la noche se va a dormir a su casa y asegura que respetan su lugar. Eso sí, el viernes será noche en el Centro Comercial. "En esto pompa y circunstanciaLos ingleses son los mejores. Estoy aquí principalmente por el espectáculo", explica.

Lucy, de 51 años y residente en Bristol, es una habitual de este tipo de celebraciones y ha plantado un carpa para pasar estos días hasta el sábado. “He estado en la mayoría de las celebraciones monárquicas. Es una forma bonita de pasar un buen rato con la familia y los amigos, conoces gente, hay mucha Buena atmósferadice esta mujer, que verá el espectáculo con su hijo de 17 años y su madre de 74. Tres generaciones unidas por la Windsor.

También con una carpa está Julia, de 60 años, de Basingstoke, Hampshire. Se declara "muy pro-Carlos": "Creo que le va a ir muy bien. Está reduciendo la familia real y adaptándola a los tiempos modernos".

Cerca de la Abadía de Westminster, que ha estado cerrada al público desde el 25 de abril, el ambiente es mucho más tenso. Una protesta de los ciudadanos contra el brexitque se reúne todas las semanas en el mismo lugar, clama contra el "mentirosos egoístasque "están destruyendo" el Reino Unido. "Prometieron una vida mejor, más dinero, mejores acuerdos con el resto del mundo, y mira cómo estamos", dice el líder del grupo. steve bray. “Tenemos el gobierno más corrupto de la historia”, añade, antes de recordar que el actual primer ministro, Rishi Sunak, no ha sido elegido en las urnas. "Él no tiene un mandato".

Aviso del gobierno

Mientras Bray habla, la policía comienza a arrestar a algunos participantes en una marcha contra la extracción de petróleo y gas. Pete Richards, uno de los manifestantes, denuncia la deriva represiva del Gobierno, refiriéndose a la ley de orden publico aprobado este martes en el Parlamento y que da más poderes a la policía para combatir las protestas. El grupo antimonárquico Repúblicaque prevé actuaciones el día de la coronación, ha denunciado la recepción de una carta "intimidante" del Ejecutivo en la que le informa de las prerrogativas de la nueva ley: penas de celda para aquellos que bloquean caminos o edificios y pueden ser detenido manifestantes sospechosos de tratar de provocar el caos.

Londres lleva meses siendo escenario de protestas contra la subida del coste de la vida, con huelgas de los trabajadores de los servicios públicos, especialmente la sanidad, la educación y el transporte. Esta semana los guardias de seguridad del aeropuerto de Heathrow.

A través de los altavoces de los anti-Brexiters la canción de Kaiser Chiefs 'Predigo un motín'.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias recientes

Selección del editor

No te pierdas ninguna noticia importante. Suscríbete a nuestro boletín.