la mujer más poderosa de Argentina

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram
la mujer más poderosa de Argentina

¿Qué son casi ocho años en la vida de una persona? A veces ese tiempo no explica transformaciones tan extraordinarias como las de Karina Milei. En 2016 participó de un programa de concursos televisivos. Actualmente es la mujer más poderosa de Argentina, por encima de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich. Se la conoce como 'El Jefe'. La masculinización del apodo se ha naturalizado. El hermano, Javier Milei, la nombró por decreto secretaria general de la Presidencia. Es no solo su principal sostén afectivo sino también el eslabón fundamental del Gobierno de ultraderecha.

Poquísimos argentinos conocen su voz (privilegios de un selecto entorno). Es como una figura silente a la que se le atribuye una especial gravitación. Se considera que ha tenido un papel decisivo en la construcción del proyecto electoral que, casi de la nada, llegó al cenit.  Ahora es la sombra ejecutiva del proyecto que busca transformar radicalmente a este país y que tiene que pasar una prueba de fuego con la ejecución de un plan económico draconiano de un enorme impacto social, como ha admitido el propio mandatario. Un escenario que quizá no estaba en la mente de 'El Jefe' cuando apareció en el ciclo televisivo 'Bienvenidos a bordo', acompañada de un inmaculado pastor suizo, con la ilusión de ganar una Smart TV haciendo girar una rueda de la fortuna.  El perro, Araon, debía ayudarla derribando nueve bolos. Solo cayeron cinco.

Ella llegó a las pantallas antes que el anarco capitalista desplegara a los gritos su histrionismo. Fue un 29 de enero. No tuvo suerte en el certamen, pero sí, entonces, un minuto de notoriedad, recuperado de manera sorprendente. "¿Cómo eras estudiando?", quiso saber el presentador Guido Kazcka. "Regular", confesó la concursante. "¿No eras muy buena?". La actual funcionara dijo que no. "¿A qué te dedicas?". Licenciada en Relaciones Públicas. Los padres estaban en el estudio televisivo. Kazcka se acercó con el micrófono. Trató de saber qué era lo mejor de Karina. "El carácter", aseguró la madre. A su lado se encontraba don Norberto, quien, según la biografía del presidente, 'El Loco', de Juan Luis González, solía ejercer la violencia física y psicológica contra su hijo durante la infancia, hasta el punto de que Milei, ya en su camino ascendente llegó a declarar que, para él no existía. "Aaron! ¿No busca novia?", le preguntó el presentador a la hermana. "Si busca novia, blanquita..", le respondió, y lanzó una carcajada.  

Mudez deliberada

La circulación en las redes sociales de esos minutos en 'Bienvenidos a bordo' tuvo un doble efecto: por un lado, los argentinos pudieron escucharla hablar sobre temas mundanos y triviales. Por el otro, se trazó en las pantallas una línea de tiempo entre esa lejana e insignificante escena y un presente completamente distinto. Aquella participante anónima de aquel ciclo de entretenimientos, la licenciada y repostera ilusionada con llevarse una TV a su casa, ya en nada se parece a esta mujer que controla los resortes de la gestión presidencial.

Si algo caracteriza a 'El Jefe' no es solo su mudez deliberada sino su bajo perfil. Se mueve entre bambalinas, pero con una capacidad decisoria que suscita temor entre otros colaboradores. Ha sabido exonerar y premiar. A la exestudiante de escultura aficionada al reiki, alguna vez dueña de un negocio de neumáticos, le toca desde el 10 de diciembre la tarea de cincelar una estructura de un Gobierno que, según su hermano, se ampara a su vez en "las fuerzas del cielo". No tiene contemplaciones con aquellos que son incapaces de estar a la altura de tamaña aventura.

Comunicación interespecies

Las tareas de gestión se complementan con actividades que se resisten a la lógica de la política tradicional. Ocupa un lugar relevante en los rituales de Estado. Ella acompañó a su hermano en la ceremonia de asunción, como si se tratara de una primera dama excepcional. No se descarta que vuelva a ocupar ese papel en un viaje del presidente. Fátima Florez, la imitadora de Cristina Fernández de Kirchner y a la vez novia de Milei desde hace unos meses, no parece destinada a cumplir ese rol por el momento. La prensa asegura que no existen rivalidades entre ambas.

El drama político argentino, anunciador de tormentas sociales en el horizonte, tiene en las biografías de los Milei un capítulo para muchos hilarante. Cuenta González que Karina nunca cortó la relación con sus padres y, como buena mediadora en ciernes, logró reunir otra vez a la familia, dos años después de haber participado en el concurso televisivo. Fue ella la que contrató a Celia Liliana Melamed, una especialista en "comunicación interespecies" que trajo del más allá a Conan, el perro que el economista había perdido y que vive a través de sus cinco mastines clonados. Karina, su hermana, "terminaría entrenándose con Melamed hasta desarrollar la misma habilidad", asegura González.

En su camino a la presidencia, Milei nunca dudó en asignarle a 'El Jefe' un mérito superior al suyo. Y para explicarlo, recordaba la diferencia entre Moisés y Aaron. La tarea de la hermana podía equipararse a la del Profeta, según sus argumentos. Él, en cambio, sería apenas el divulgador de las enseñanzas bíblicas. Consecuente, ella había llamado Aaron a su pastor suizo blanco. 

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias recientes

Selección del editor

No te pierdas ninguna noticia importante. Suscríbete a nuestro boletín.